La amilasa y la lipasa son enzimas digestivas claves para nuestro organismo. La amilasa ayuda a tu cuerpo a descomponer los almidones y la lipasa ayuda a tu cuerpo a digerir las grasas. El páncreas es un órgano glandular que se encuentra detrás del estómago y produce jugos digestivos que se vacían en el intestino delgado. El páncreas también produce amilasa y lipasa, así como muchas otras enzimas.


La inflamación del páncreas, también llamada pancreatitis, comúnmente causa altos niveles de amilasa y lipasa en el torrente sanguíneo.


Las pruebas de amilasa y lipasa se utilizan para detectar pancreatitis. Las pruebas miden la cantidad de estas enzimas que circulan en el torrente sanguíneo. Estas enzimas generalmente se revisan cuando tiene síntomas de pancreatitis aguda u otro trastorno pancreático y su médico quiere confirmar el diagnóstico.


Los síntomas de la pancreatitis pueden incluir:


Dolor abdominal severo
Dolor de espalda
Fiebre
Náusea
Vomitar
Pérdida de apetito

También hay muchas otras causas potenciales de dolor abdominal. Otras causas incluyen apendicitis, embarazo ectópico en mujeres y obstrucción intestinal, entre otras. El control de los niveles de amilasa y lipasa es importante para ayudar a determinar si la causa de estos síntomas es pancreatitis u otra cosa.


Llama a Unilab Laboratorio Clínico para conocer tus niveles de pruebas de amilasa y lipasa.